lunes, 5 de marzo de 2012

La búsqueda del slogan ideal del 2012.


Sacar al PRI de Los Pinos en el 2000, no dejar llegar a AMLO a ellos en el 2006.

¿Cuál será el slogan a seguir en el 2012?

¿Los políticos son realmente el problema o somos nosotros como sociedad?
Uno de los puntos que más resalto es olvidar el pasado y dejarlo ahí, en el pasado, para no cometer los mismos errores en el presente y arrastrarlos hasta el futuro. También los temas de la prosperidad y equidad en el país así como el de educación, y saber si es posible un inicio en el proceso de cambio para las próximas elecciones del año.
México va por “buen camino” ya que en los anteriores años se ha desarrollado más económicamente que Brasil pero menos que Chile, ¿por qué pongo buen camino entre comillas?  Porque hay muchos factores por los cuales algunos mexicanos no nos damos cuenta que hemos avanzado en estos años y ocupan nuestra preocupación día con día. Uno de los problemas que más nos aquejan es la equidad. Pero los mexicanos tenemos que dar de nuestra parte para que todo ese malestar se quede en el pasado, según los expertos, los países se vuelven prósperos en el momento que explícitamente se lo proponen, que organizan sus instituciones y sus decisiones para eso. No solamente basta el hecho de decidirnos a erradicar la pobreza, sino también ver la otra parte, producir riqueza, es aquí cuando el problema se hace mayor, México se ha desarrollado pero no ha crecido, debido a que en el país se crean muchos empleos, pero pocos BUENOS empleos. No se crean buenos empleos debido a que más de dos tercios de las empresas y más del 60% de los trabajadores son informales, por consiguiente no entran al SAT y no generan productividad que propicia el crecimiento del país. Aumentando a esto: los monopolios públicos del país que impiden la competencia de mercado y la producción de mejores empleos (CFE, CEMEX, La extinta Luz y Fuerza del Centro, etc.), los oligopolios privados (Telmex, Televisa, Tv Azteca, Bimbo, etc.)
Erradicando estos dos problemas y llegar a una libre, sana y LEGAL competencia, el país podrá producir más a largo plazo.
No obstante, no basta con crecer y producir riqueza, hay que saber distribuirla,  con un gobierno capaz de garantizar congruencia social, equidad de derechos, y calidad en educación, salud y protección de los ciudadanos.
Uno de los datos que más me llamó la atención es que en Estados Unidos, el impuesto predial que es cobrado por el municipio es destinado a un propósito en específico: la educación primaria y secundaria del municipio donde se cobró. Cuando en México no se tiene destinado un propósito claro para este.
El que no se educa, no juega, frase leída y en la que se recalca la cruda verdad en nuestro mundo globalizado aunque no nos tenemos que ir a esa escalada tan grande, tomando en cuenta México es suficiente. Lo más triste del caso es que de acuerdo a encuestas a los mexicanos no nos importa mucho la educación con respecto a nuestros sueños y metas, es decir, tener una buena educación no es lo principal en nuestras vidas.
Pero tomando al toro por los cuernos, ¿cuál es el problema de la educación en el país? Se debe empezar desde abajo: las escuelas primarias, son apenas de medio tiempo, con cuatro horas y media de clases al día y 200 días que terminan reduciéndose a 175 días en promedio de clases al año. En comparación con los niños asiáticos, que a la vez rebasan a los gringos, somos lo que tenemos una educación mediocre. Ya que en Estados Unidos las clases son 180 días al año y en Corea del Sur 220, con la diferencia que una jornada es de aproximadamente ocho horas.
Pero, ¿por qué en México no se implementan jornadas completas en las escuelas de nivel básico?
Simplemente la reforma escolar no se ha aceptado aún, al menos yo espero que se apruebe, ya que contiene muchos pros, empezando por una mejor administración de tiempo para todas las clases, ayuda extra para alumnos que lo requieran, pasando por la educación nutricional, una jornada de ejercicio y el ingrediente primordial: la prevención de la delincuencia al mismo tiempo formando mejor ciudadanos para el país.
Pero no todo es miel sobre hojuelas, ¿De dónde se sacarán los recursos económicos así como humanos (maestros) para modificar toda una estructura económica y social?     Es tonto el simple hecho de pensar que el dinero vendrá del presupuesto federal, se debe empezar comunitariamente, lo cual es lo mismo que recurrir al predial, teniendo en cuenta cada ciudad y pueblo del país que clase de escuela se quiere tener con la clase de impuesto que se está pagando, pues todo será destinado para sus niños y jóvenes.
Tomando el plano de educación superior, las universidades deberían desechar la obligación de elegir a sus aspirantes a elegir una carrera antes de ingresar, sustituyéndola por un periodo común de por lo menos un par de años de “pre facultad”, algo así como un tronco común para tener la plena movilidad horizontal para elegir una vez dentro de la universidad la facultad que se desee sin castigos ni retrasos (tomando en cuenta el tiempo).
Ni es mucho pedir, ni es difícil de lograr.
Es por eso que si sacar al PRI de Los Pinos fue el grito del año 2000. Llevar a México a la prosperidad, la equidad y la democracia productiva debe ser el ideal del 2012. No queríamos en el 2000 nada menos que la democracia. No deberíamos querer en 2012 nada menos que la prosperidad.

Este ensayo fue escrito basado en datos previamente investigados y a la vez escritos en el libro “Una Agenda para México 2012” escrito por Héctor Aguilar Camín con la colaboración de Jorge G. Castañeda.
Libros

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada